Andrée Jardin

La primera fábrica de cepillos de Andrée Jardin abrió sus puertas en 1947, en Nantes. Desde entonces, el saber hacer del cepillo técnico a medida se ha transmitido de padres a hijos, con un gran deseo de hacer perdurar objetos de calidad. Jean-Baptiste y François-Marie, nietos de Andrée Jardin, diseñan cepillos igualmente resistentes, con monturas de haya y fresno termocalentado. Ya sean escobas, cepillos, esponjas para el hogar, el exterior o el baño, todas las fibras son vegetales, de seda blanca o crin. En cuanto a la madera, local, procede de bosques gestionados de forma sostenible. Este saber hacer artesanal ha recibido incluso la etiqueta EPV (Entreprise du Patrimoine Vivant). Una marca sostenible y 100% francesa, ideal para el uso diario.

Andrée Jardin