--
País de destino : Estados Unidos
Contacta con nuestro Departamento de Atención al Cliente

Lemej

En 2018, dos amigas holandesas, Evelyne y Carolien, unieron su creatividad y su sueño compartido de facilitar la vida de las jóvenes madres lactantes para crear Lemej. Lemej es una gama de pañuelos aptos para la lactancia, una alternativa funcional y discreta para poder ver a tu bebé sin llamar demasiado la atención. Los productos están fabricados con materiales suaves como la seda, la lana y el algodón, diseñados especialmente pensando en la madre y el bebé. Inspirado en la expresión francesa "Le meilleur" (El mejor), Lemej se compromete a hacer lo mejor para acompañar a estas mujeres de una forma elegante, sin alejarse de la funcionalidad.
Saber más
Lemej



LEMEJ - Una historia sobre la amistad.

Este precioso proyecto nació del deseo de dos madres y mejores amigas, Evelyne Kadouch-Vergne y Carolien Karthaus, de crear un accesorio para ayudar a otras madres a sentirse cómodas mientras amamantan fuera de casa. Evelyne y Carolien creen firmemente que la maternidad se puede combinar con una vida activa. Por ello, los chales de Lemej son elegantes, prácticos y están hechos con los mejores tejidos naturales. Carolien y Evelyne viven en Ámsterdam, donde cuidan con amor hasta el más mínimo detalle, desde el diseño de las colecciones hasta la preparación de los pedidos. Hablamos con ellas sobre su marca, la situación actual y sus planes favoritos para hacer en Ámsterdam con sus hijos.


Evelyne, Carolien, ¿nos podéis explicar cómo empezó la historia de Lemej?

Cuando creamos Lemej, Evelyne tenía dos hijos y yo (Carolien) acababa de dar a luz a mi primer hijo. Las dos somos muy ambiciosas, pero también queríamos pasar el mayor tiempo posible con nuestros pequeños. Fundar la marca supuso un gran reto personal, especialmente durante el período de lactancia.

Sabemos que la lactancia puede ser un verdadero desafío, pero también es un momento muy especial, así que queríamos crear algo que reflejara esa idea. Queríamos hacerlo divertido y con estilo, de forma que la lactancia pudiera ser más fácil, sin importar dónde estés o qué estés haciendo. Algo para ayudar a las madres a sentirse cómodas con ellas mismas mientras alimentan a su bebé.

Así es como nació la idea de crear Lemej, un accesorio para facilitar la vida de las madres cuando se encuentran fuera de casa.

El nombre viene de la expresión francesa «le meilleur» que significa «el mejor». Y es que los productos de Lemej están fabricados con los mejores tejidos naturales (lana, seda y algodón), que aportan la máxima suavidad a la madre y al niño. También son perfectamente funcionales, ya que cuentan con un aro rígido ajustable en la parte superior para que puedas ver a tu bebé en todo momento. Los accesorios de Lemej se distinguen por su funcionalidad, belleza y calidad.


¿Cuál es la filosofía de Lemej?

Durante mucho tiempo, la maternidad se ha caracterizado por la idea de que la obligación de una madre es quedarse en casa, pero en Lemej estamos muy felices de ver que esto está cambiando. En más y más países de Europa occidental se anima a las mujeres a desarrollar su vida profesional como parte de su experiencia de maternidad.

Desde Lemej sentimos la necesidad de poner nuestro granito de arena, diseñando accesorios para facilitar la movilidad de las mujeres, mientras siguen atendiendo las necesidades de sus hijos.

Creemos que la maternidad se puede combinar con una vida activa guiada por las ambiciones personales. Mientras se es madre, es posible mantener o desarrollar una identidad que conduce a un auténtico yo, sin hacer concesiones en la seguridad y las necesidades del bebé.

La lactancia hace que muchas mujeres se sientan inhibidas en cuanto a su movilidad. Al diseñar el chal de lactancia de Lemej, contribuimos a la flexibilidad de estas madres y sus familias. Es un accesorio elegante y funcional que permite a las madres crear un ambiente seguro y tranquilo para amamantar a su bebé en cualquier lugar y a cualquier hora del día. Al usar el chal de lactancia de Lemej, la madre puede seguir en movimiento y perseguir sus aspiraciones, mientras amamanta cómodamente a su bebé.

Lemej quiere ofrecer la máxima intimidad a las mujeres que se sienten incómodas cuando dan el pecho en público, pero también a sus bebés, que pueden distraerse fácilmente en ambientes como este. El chal de lactancia de Lemej, ultra transpirable, tiene una apertura especial que hace posible que la madre y el niño se mantengan en contacto durante la lactancia, mientras se reducen los estímulos externos. Fabricados con tejidos lujosos, suaves y naturales, los accesorios de Lemej ofrecen una solución práctica y de calidad para la lactancia en cualquier lugar y situación.


¿Podríais explicarnos el proceso de diseño de las colecciones?

Nos encanta inspirarnos en las nuevas colecciones de alta costura y sus patrones. Además, visitamos museos con frecuencia y a veces nos inspiramos en los detalles de las obras de arte. Leemos revistas de moda y seguimos a increíbles empresarias y madres en Instagram para decidir qué pasos tomar en nuestra próxima colección. No diseñamos por temporadas, así que seleccionamos nuestros estampados cuidadosamente, sin fijarnos en las últimas tendencias. Somos muy ambiciosas y esperamos que nuestros clientes sientan lo mismo al descubrir nuestra nueva colección que al ver la de una marca de alta gama.


La lactancia es un momento muy especial para las madres. Y vosotras habéis creado un accesorio que ayuda a la madre y al bebé a sentirse lo más cómodos posible. ¿Podríais contarnos algo más sobre vuestros productos? ¿Qué tejidos utilizáis?

Sabemos que la lactancia puede ser un verdadero desafío, pero también es un momento muy especial, así que queríamos crear algo que reflejara esa idea. Queríamos hacerlo divertido y con estilo, de forma que la lactancia pudiera ser más fácil, sin importar dónde estés o qué estés haciendo. Algo para ayudar a las madres a sentirse cómodas con ellas mismas mientras alimentan a su bebé.

Lemej solo utiliza telas de la máxima calidad, ligeras, suaves y naturales, para hacer el proceso de lactancia lo más cómodo posible para la madre y el bebé.


Corren tiempos difíciles, ¿a qué estáis dedicando vuestro tiempo y qué es lo que os más inspira en estos momentos?

Estamos muy agradecidas de haber pasado más tiempo con nuestras familias en los últimos meses. En enero, Carolien dió a luz a su segundo hijo y pudo disfrutar al máximo de ese precioso momento en familia. La producción se detuvo por completo, por lo que fue un gran desafío para nosotras introducir nuevos patrones. Estaremos eternamente agradecidas a nuestras clientas que siguieron comprando nuestros productos. Mientras tanto, hemos podido ocuparnos de aquellas cosas que anteriormente no estaban en nuestra lista de prioridades. Siempre hemos tenido la ambición de crear una producción más sostenible y por fin hemos tenido tiempo de buscar tejidos que se adapten mejor a nuestras necesidades. Además, se nos ocurrió la idea de reciclar el chal de lactancia para que las clientas pudieran continuar usándolo después de amamantar. Solamente tienen que enviarlo de vuelta y, por 15 euros, nosotras lo transformamos en un precioso chal para el bebé, un recuerdo de todo el amor que ha recibido durante sus primeros meses. Además, reciclamos el 90% del tejido original para crear un recuerdo único de su infancia.


¿Podéis contarnos cómo ha sido vuestra experiencia compaginando el negocio con la familia?

Compaginar el trabajo y la familia puede ser todo un reto. Sin embargo, tener nuestro propio negocio también significa que somos capaces de gestionar nuestro propio tiempo y tener más flexibilidad para estar presentes cuando queramos y sea necesario, por lo cual estamos muy agradecidas.


¿Qué lecciones habéis aprendido de la maternidad?

Nos ha enseñado a tomar decisiones, a priorizar, a poner las cosas en perspectiva, a ser pacientes, a amar incondicionalmente, a vivir en el momento y en alguna que otra ocasión, a dejarnos llevar por los acontecimientos.


¿Algún consejo para las personas que quieran emprender?

Formula claramente tus ideas y compártelas con la gente que más te inspire, no dejes que las opiniones negativas te desanimen y aprovéchalas para mejorar tu plan. Sé constante, realista y mantén claros tus objetivos. Crea un pequeño equipo a tu alrededor. También puedes ser autónomo, pero asegúrate de que conoces tus propios límites y déjate ayudar por aquellos con más experiencia. Ante todo, no te des por vencido cuando veas que las cosas se tuerzan o se pongan difíciles.
 

¿Cuál es, según vosotras, el objetivo de Lemej?

Desde Lemej, nos gustaría guiar a las madres lactantes hacia una maternidad más activa, en lugar de sentirse obligadas a quedarse en casa con su recién nacido. Nuestros chales de lactancia están diseñados pensando exclusivamente en la comodidad de la mamá, sin tener en cuenta las opiniones ajenas. Ya sea que quieras amamantar al aire libre o con nuestro chal, esperamos que se den pequeños pasos para normalizar la lactancia materna y hacerla parte del día a día. Esperamos que nuestros productos contribuyan a crear una nueva imagen más activa y moderna de la maternidad y deshacernos por fin de esa imagen anticuada.


¿Qué es lo que más os gusta de Smallable?

La gran selección de marcas de calidad y productos imprescindibles para madres y bebés. Nos encanta poder tener una visión general de todas nuestras marcas favoritas juntas en un mismo lugar.


 Actualmente vivís en Ámsterdam. ¿Qué es lo que más os gusta de la ciudad?

Ámsterdam es un lugar increíble para vivir con niños. La diversidad es enorme y todo es accesible en bicicleta, por lo que puedes visitar fácilmente uno de sus grandes museos, dar un paseo en el parque y visitar el zoológico en un solo día. Hay increíbles espectáculos de teatro y música para niños y un montón de parques de recreo para tomar un respiro. También hay muchos restaurantes adaptados para niños con rincones de juego y entretenimiento.


¿Cuál es vuestro restaurante favorito?

Cuando queremos darnos un capricho después de un largo día en la oficina, vamos a Neni Amsterdam, uno de los mejores restaurantes vegetarianos de Ámsterdam. No os podéis perder su increíble sándwich Sabich. Este restaurante israelí también es perfecto para salir con amigos y tiene cócteles increíbles.


¿Tenéis algún plan secreto para compartir con nosotros?

¡Oh, tantos…! Avísanos cuando vengas a Ámsterdam.


¿Cuál es vuestra actividad favorita para hacer con niños en Ámsterdam?

Visitar uno de sus increíbles museos, ir a algún teatro o un concierto para niños. Nos encanta llevar a nuestros hijos al Concertgebouw, donde ocasionalmente programan conciertos de música clásica para niños. El Amsterdamse bos y el Vondelpark son parques ideales para dar largos paseos en la naturaleza. En los meses de verano instalan una pequeña piscina para niños que cambian de agua cada día.


Un libro:

El libro que ojalá tus padres hubieran leído (y que a tus hijos les encantará que leas). Sabios consejos sobre cómo no dejar que tu propia infancia influya en la crianza de tus hijos. Es muy importante escuchar tus propios sentimientos y aceptarlos, pero también no tener miedo de mostrarlos y compartirlos con los demás.


Una película:

Peter Rabbit, una película preciosa tanto para niños como para padres.


Vuestra lista de reproducción favorita:

Escuchamos de todo. Desde música clásica a R&B y Pop.

-

Fotos y textos Yasmina Pérez
 
Cerrar