--
País de destino : Estados Unidos
Contacta con nuestro Departamento de Atención al Cliente

Family Concept Store

Omibia

La maternidad puede despertar el deseo de una forma de consumo más racional y responsable. Este fue el caso de Mercedes Bermúdez, fundadora de la marca Omibia. Tras el nacimiento de su primer hijo en el año 2007 creó Omibia, una línea de ropa infantil respetuosa con el medioambiente y con las personas. Además de guiarse por esta inteligente filosofía, su estilo es atemporal y sus creaciones suelen ser unisex. Jerséis de punto, faldas minimalistas o chalecos fabricados en Portugal y Peru con un gran respeto por la naturaleza y por los niños.
Saber más
Omibia
 

Las gotas de lluvia tiemblan en el cristal de la ventana, el vagón del tren está vacío. Atravesamos los bosques imponentes del sur de Londres bajo un cielo gris y una atmósfera silenciosa hasta llegar a East Grinstead, ciudad conocida por sus granjas ecológicas en la que Omibia tiene su centro de operaciones.
Mercedes Bermudez, fundadora de la marca, nos recibe con una comida deliciosa que ha preparado con esmero. Hablamos con ella sobre su trayectoria, sobre cómo surgió Omibia y sobre su día a día al frente del proyecto.
Mercedes forma parte de la talentosa generación de Stella McCartney, John Galliano, Alexander Mc Queen, Sybilla, graduados en la prestigiosa Escuela Saint Martins de Londres.
Después de una larga experiencia en lo más alto del diseño de moda y habiendo vivido 3 años en Nueva York, Mercedes descubre la importancia de seguir los procesos naturales de las cosas en todas las áreas de la vida y es en ese momento cuando decide lanzar su propia marca de moda infantil, Omibia, con una misión clara: crear prendas de la mejor calidad con tejidos 100% naturales dando una especial importancia a las personas, lugares y métodos naturales involucrados en el proceso.

 
 

¿Cómo nació Omibia?

Desde que tengo memoria, soñaba con tener mi propia marca, pensando en cómo la llamaría, e imaginando las diferentes prendas que podría crear.
Heredé la máquina de coser de mi abuela cuando era tan solo una adolescente y empecé a hacer toda mi ropa. Aproveché la oportunidad, desarrollé las técnicas y descubrí que mi pasión era crear ropa.
Después de terminar una licenciatura en Diseño de moda en el Central Saint Martins de Londres, aprendí los gajes del oficio de la moda mientras trabajaba para varias firmas prestigiosas del mundo de la moda en todo el mundo.
Me tomé un tiempo con mi marido para criar a nuestro hijo Miró, en una casa idílica, en la cima de una montaña majestuosa, con vistas a un luminoso lago al norte de Madrid. Disfrutar de un tiempo valioso y tener ese espacio para experimentar el crecimiento de nuestro bebé hasta convertirse en un niño, fue el regalo que me permitió abrirme camino para crear mi propia empresa de ropa para bebés y niños.
Me decidí a crear mi propia marca con los estándares éticos, orgánicos y sostenibles más altos, a la vez que aseguraba un estilo duradero y distintivo. Y así es como nació Omibia.


¿Cómo surgió el nombre y qué idea hay detrás de él?

El «Om» en Omibia es el sonido sagrado en la religión hindú y en otras religiones antiguas. Como mantra, tiene un profundo poder espiritual y creativo. «Bia» deriva de bios, la palabra griega para vida. Omibia, «la pureza de la vida», me pareció la opción correcta.


¿Cómo describiría su marca?

Omibia es una empresa de ropa de lujo para bebés y niños, cuya misión es confeccionar prendas que sienten bien, que sean de la más alta calidad, que tengan un estilo propio, pero también que respeten al máximo a las personas, los lugares y los procesos naturales que intervienen en todo el proceso.


¿Qué es lo que le fascina de la moda infantil?

Siempre me ha encantado la moda infantil, incluso antes de tener mi propia marca. Me inspiran las técnicas tradicionales, las paletas de colores que cambian como las estaciones, los tejidos que fluyen y se forman como los elementos de la naturaleza y las prendas que sientan bien, como un abrazo.
La declaración de moda de Omibia consiste en un estilo distintivo que evoluciona orgánicamente de estación en estación, de año en año. Tenemos un estilo predominante que atrae a aquellos a los que les gusta que los niños parezcan niños.


¿Cuántos hijos tiene? ¿Cómo influye eso en su trabajo?

Mi hijo es mi inspiración. Mis primeras colecciones se inspiraron en él, su comportamiento y sus actividades. La forma en que interactuaba con el mundo de la naturaleza me hizo darme cuenta exactamente de lo que todos los niños necesitan: calidad, comodidad, durabilidad y estilo.
 

¿Cómo compagina trabajo y vida familiar?

Me encanta mi trabajo y vivo la vida al máximo. Me esfuerzo continuamente por encontrar el equilibrio perfecto entre el trabajo y la vida. Me muevo por la pasión creativa, pero tiendo a esperar demasiado de mí misma. Estoy aprendiendo a controlarme.


¿Cuáles son sus fuentes de inspiración?

Empiezo con una profunda sensación de asombro, y termino con ideas maravillosas. Presto atención a los detalles sutiles de lo que más admiro en la vida, centrándome en la naturaleza, el arte, el diseño, la fotografía, los viajes y la cultura. Mi intención es trascender fronteras para crear una moda infantil verdaderamente global.


¿Cómo es su proceso creativo y cómo se desarrollan las colecciones?

Cada nueva temporada trae nuevos retos. Estamos diseñando para las generaciones presentes y futuras. Los bocetos rápidos son la semilla de los diseños finales que se generan a partir de una colaboración creativa con nuestros fabricantes. Las prendas se hacen a mano, a máquina o con una combinación de ambas.


¿Podría describir un día cualquiera de trabajo?

Nunca existe eso de «día cualquiera», me muevo en base a los acontecimientos, a lo que sucede, y por este motivo nunca sé qué esperar o qué voy a hacer exactamente de un día para otro. Simplemente «sigo la corriente». Cada día es diferente y como estoy involucrada en todos los aspectos de la empresa, podría estar diseñando, comprando telas, dirigiendo la fabricación, el marketing, promocionando mi marca y mucho más.


¿Qué hace en su tiempo libre?

Me encanta pasar tiempo con mi familia y amigos, dar largos paseos con nuestro perro, salir a comer y descubrir lugares desconocidos. Cuando estoy sola, disfruto leyendo libros, yendo a clases de yoga y cocinando platos saludables.





Una actividad favorita para hacer con la familia en Londres

Me encanta Londres. Disfruto visitando los museos y galerías, yendo a restaurantes, haciendo picnics en los parques, yendo a los mercadillos e intercambiando objetos.


Restaurante favorito de Londres

Vivo en Forest Row, al sur de Londres, en plena campiña inglesa, rodeada de bosques naturales y tierras de cultivo orgánico. Estoy acostumbrada a «comer con la vista» y tengo muchas opciones. Cuando voy a Londres suelo comer en el Chelsea Arts Club de Chelsea.






¿Cuáles son los próximos proyectos de Omibia?

Simplemente seguir haciendo lo que hacemos bien y hacer crecer mi marca orgánicamente.


El sueño de Omibia es...

El sueño de Omibia es recibir con los brazos abiertos a nuevas personas, socios y procesos para llegar a convertirnos en una familia Omibia totalmente global y eterna. La visión de Omibia es hacer que el mundo sea más consciente de los impactos ambientales negativos de los tejidos no naturales y los procesos artificiales y poder ofrecer una alternativa real. Estamos continuamente sensibilizando a la gente y difundiendo generosidad por todo nuestro planeta. Cada niño vestido con ropa de Omibia es un embajador de un futuro mejor.
 
 
 
Cerrar
Ordenar por

75 Resultados