Español
USD
Estados Unidos
Contacta con nuestro Departamento de Atención al Cliente

Family Concept Store

Piupiuchick

Piupiuchick

Desde 2012, la marca portuguesa Piupiuchick con sede en Oporto, anima a los niños a vivir su infancia al máximo. Piupiuchick acompaña a los niños en cada una de sus aventuras a través de la ropa, los accesorios y la decoración. Las nuevas colecciones de Piupiuchick han sido creadas con pasión, creatividad y sentido del humor para que los niños disfruten de una experiencia inolvidable. 
 
Saber más


 

interview

 

Mariana, Inês y Marta​

Oporto, la ciudad situada en la costa portuguesa donde el río Duero desemboca en el océano Atlántico, cuenta con una impresionante arquitectura colorida que ofrece paisajes espectaculares. Hasta aquí hemos venido para conocer a Mariana, Inês y Marta, las carismáticas fundadoras de Piupiuchick. Con ellas el tiempo pasa muy rápido. Hablamos de la marca, de sus pasiones y de cómo han conseguido encontrar un equilibrio entre la vida familiar y la vida profesional.


 

¿De dónde nace la idea de crear Piupiuchick?

Cuando empezamos a planificar el lanzamiento de Piupiuchick, en 2011 y 2012, Portugal atravesaba una crisis económica importante. Nuestros proyectos personales se estancaron y no veíamos claro cómo salir de esta situación. Entonces comenzamos a pensar en nuevos proyectos y tuvimos la idea de hacer una marca para niños. Queríamos crear algo divertido para superar este periodo difícil. La primera colección fue todo un éxito: en solo 15 días estábamos sin stock.

Habéis fundado la marca entre las tres: Inês, Mariana y Marta. ¿Podéis contarnos un poco más de cada una y sobre vuestro papel en la empresa?

Somos dos hermanas (Inês y Mariana) y Marta es una de nuestras mejores amigas. Inês es arquitecta y una apasionada de la moda y la decoración; se encarga del proceso de creación y del desarrollo de las colecciones. Mariana es ingeniera ambiental y le apasiona la comunicación y el desarrollo sostenible; se ocupa del marketing y las ventas. Marta es arquitecta de interiores y le encanta la organización; se encarga de los temas financieros y operacionales de la empresa.

¿De dónde viene el nombre de la marca y qué significa?

Nos gustaría poder contaros una historia romántica sobre el nombre de la marca, ¡pero la verdad es que no la tenemos! La idea era encontrar un concepto que no tuviese significado en ningún idioma pero que sonase bien. Teníamos muy pocos recursos para el marketing on line y el hecho de tener un nombre que no existía era una gran ventaja teniendo en cuenta que no teníamos competencia en los motores de búsqueda.

¿Cómo describiríais la marca?

Piupiuchick es un homenaje a la infancia. Cada colección es una historia que queremos contar a nuestros hijos. Historias de nuestra infancia, de la forma en la que vivíamos, de nuestros proyectos, de canciones y programas de televisión que disfrutábamos cuando teníamos su edad. Y sobre todo queremos mostrarles hasta qué punto los recuerdos que construyen hoy son importantes.

¿Qué objetivos tiene Piupiuchick?

Tenemos muchísimos. Por supuesto queremos que la marca crezca y pueda llegar a más familias de todas las partes del mundo. Queremos compartir nuestra historia con ellas también. Aunque también tenemos otras ambiciones. Queremos ser la mejor marca posible. Una marca de la que nuestros hijos estén orgullosos. Y no solo nos importa la parte económica, buscamos respetar el medio ambiente y las comunidades que producen nuestros artículos, contribuyendo a su bienestar y calidad de vida. Queremos ser una marca que defienda la igualdad, la paz y la libertad.



¿De dónde sacáis la inspiración para las colecciones?

La inspiración viene de las experiencias que vivimos en nuestra infancia. Viajamos constantemente al pasado para sacar nuestros mejores recuerdos. Ya sean fotos, historias que nos han contado nuestros abuelos, canciones, programas de televisión o marcas emblemáticas de la época. ¡Tenemos muchas cosas que contar!

¿Cómo funciona el proceso de diseño y cómo se crean las colecciones?

Comenzamos por escoger la historia que vamos a contar. A menudo nos inspiramos en fotos, películas, programas de televisión, canciones o anuncios de otro tiempo y después dejamos volar la imaginación. Lo más difícil es saber cuándo parar.

¿Qué es lo que más os gusta de vuestro trabajo?

Nos encanta formar parte de un proyecto que va creciendo y del que podemos estar orgullosas. Debemos plantearnos nuevos retos y tomar nuevas decisiones cada día. Pero es lo que nos apasiona. También tenemos la oportunidad de vivir cerca de grandes fábricas textiles portuguesas. Toda la producción se realiza aquí y nos reunimos a menudo para ver cómo va el proceso, para quedar con las personas que participan en el proyecto y aprender.

¿Tenéis hijos? ¿Cómo influye en vuestro trabajo?

¡Claro que sí! Siempre estamos rodeadas de niños. Inês tiene dos hijos: Constança (12 años) y Lourenço (10 años). Mariana tiene tres: Salvador (9 años), Concha (6 años) y Mateus (2 años), además de un perro, Tommy. Marta tiene dos: Guilherme (10 años) y Maria do Carmo (7 años), y espera otro bebé. Son una parte esencial de la vida cotidiana de Piupiuchick. Les encanta venir a visitarnos al despacho. Durante las vacaciones escolares es un poco caos. Les gusta pintar, dibujar, bailar y jugar. Es verdad que en estas condiciones a veces resulta difícil concentrarse, trabajar y mantener un despacho limpio y organizado. Aunque sabemos que cuando no estén por aquí los echaremos de menos. Les encanta hacerse oír y nos ayudan a elegir los colores, las impresiones y los modelos. Y el hecho tener hijos e hijas nos permite asegurarnos de que tenemos opciones para todo el mundo.

¿Cómo encontráis un equilibrio entre la vida familiar y la profesional?

Esa es la parte más difícil. Nuestros hijos y maridos nos apoyan mucho. Pero no siempre es fácil encontrar un equilibrio, sobre todo cuando tenemos que trabajar hasta tarde o durante el fin de semana, o cuando tenemos que viajar y pasar muchos días fuera de casa. Y esto ocurre cada vez más a menudo. Siempre tenemos sentimientos contradictorios. Pero tenemos mucha suerte de recibir tanto apoyo de nuestras familias.

¿Cuál es el aspecto más importante a la hora de elegir la ropa para vuestros hijos?

Damos prioridad a los artículos creados por marcas independientes como la nuestra. Marcas creativas que ponen todo el corazón en sus colecciones. Marcas sostenibles y éticas. Marcas que disfrutan con lo que hacen y que tienen carácter.

¿Podéis describir un día ideal en familia?

Para mí, el día ideal es cuando nos vamos a la playa todos juntos y nos quedamos hasta el atardecer. Tenemos la suerte de vivir cerca del mar y en Portugal suele hacer muy buen tiempo. A los niños les encanta ir a la playa. Se sienten libres y desconectan.

¿Qué es lo que más y lo que menos os gusta del mundo de la moda para niños?

Nos encanta comunicarnos con el mundo a través de nuestras colecciones, contar nuestra historia y contribuir a hacer un mundo mejor. La otra cara son las grandes marcas de moda. Marcas que no respetan ni a su público ni al medio ambiente. Tienen un impacto muy negativo en nuestra industria.



¿Qué es lo que más os gusta de Oporto?

Oporto es una antigua ciudad muy bonita, a orillas del río y cerca del mar. Tenemos la oportunidad de vivir y trabajar en un radio de tres kilómetros de todo los que es importante para nosotras: colegios para los niños, nuestros padres y amigos y la playa. Aquí, es muy común ir a comer a casa de tus padres y reunirte con tus amigos. Es una ciudad ideal para familias.

¿Cuáles son vuestros tres restaurantes favoritos de Oporto?

Hay muchos restaurantes buenos en Oporto. Cerca de la playa están Casa Vasco (Rua do Padrão 152) y Cafeína (Rua do Padrão 100), más conocidos por la gente local que por los turistas. En el casco histórico nos encanta Puro 4050 (Largo São Domingos 84). Y si quieres probar platos tradicionales portugueses, no puedes perderte la Taberna dos Mercadores (Rua dos Mercadores 36), en el barrio de Ribeira.

¿Qué recomendarías a una familia que visita Oporto y sus alrededores unos días?

Si vienes a Oporto con niños elige un hotel o un apartamento en el barrio de Foz, al lado de la playa. Dedica un día a visitar el centro de la ciudad y desplázate con el antiguo tranvía eléctrico. Es un viaje muy agradable con vistas al Duero. Piérdete por las calles del barrio de Ribeira, que lleva hasta las bodegas de Oporto. Dirígete hacia la Rua das Flores para comer o al otro lado del río, hacia Afurada, para probar la pesca local. El segundo día ve a pasear por la playa, cerca del barrio de Foz. Visita el Museu de Arte Contemporânea de Serralves (R. Dom João de Castro 210), un museo diseñado por Álvaro Siza Vieira, un famoso arquitecto portugués. ¡Y no te vayas sin visitar sus estupendos jardines! Después puedes ir a la Casa da Música (Av. da Boavista 604-610) y llevar a tus hijos a hacer skateboard.

¿Os imagináis viviendo en otra ciudad?

Hay muchos sitios donde nos gustaría ir. Nos podemos imaginar viviendo fuera, pero tendríamos que llevarnos a todos nuestros hijos y amigos ¡y no sería fácil! Si tuviésemos que elegir nos quedaríamos en Oporto encantadas.

Cerrar
|

85 resultados

has visito 85 productos de 85